Consejos ista para ahorrar calefacción

ista recopila algunos consejos para que puedas ahorrar en calefacción en tu hogar.

Calefacción

  • Los sistemas de calefacción no deben usarse para pasar calor, sino para no pasar frío.
  • Regula el termostato a 20ºC, es la temperatura idónea para casa. Cada grado de más, el consumo aumenta innecesariamente un 7%
  • Programas de encendido. Si sólo estás en casa unas horas al día, dejar la calefacción encendida, aunque sea a baja temperatura, no sale rentable
  • No calientes las habitaciones vacías. Para ahorrar calefacción, cierra las llaves de los radiadores de las habitaciones que no utilices. 
  • Ajustar en encendido y el apagado de la calefacción a nuestros horarios nos permitirá ahorrar calefacción. Cada vez hay más equipos que permiten programar el funcionamiento de la calefacción.
  • Por la noche es aconsejable apagar la calefacción o reducir la temperatura a 17-19ºC, excepto en zonas muy frías o en viviendas sin aislamiento.
  • No tapar ni obstruir los radiadores, en aire tiene que circular para realizar bien su función.
  • No dejar ropa húmeda en los radiadores. No ayuda a reducir la factura e incrementa el consumo de calefacción. La mejor forma de secar la ropa es dejarla a aire.
  • Utilizar válvulas termostáticas nos permite conseguir ahorros de entre 20-30ºC
  • Los radiadores deben ser purgados con regularidad, ya que el aire en el radiador interrumpe la circulación de agua caliente y usa más energía

Agua

  • Usar agua caliente sanitaria sólo cuando sea necesario. Ahorrar agua es ahorrar calefacción.
  • Lava con agua fría. Los detergentes modernos están formulados para quitar suciedad y manchas de ropa incluso en agua fría. Además, a esta temperatura cuidarás mejor tejidos y colores.
  • Un baño equivale en agua y energía a 3-4 duchas.
  • Date duchar cortas. No deberías tardar en ducharte más de 7 minutos. Más tiempo equivale a cientos de euros en calefacción.
  • La utilización de cabezales de ducha de bajo consumo, grifos mono mando y reductores de caudal en los grifos ahorra hasta un 50% del consumo de energía y agua.

Aislamiento y ventilación

  • Revisa el aislamiento. Entre el 20 y 25% de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Para ello es necesario comprobar que la vivienda cuenta con sistemas de aislamiento adecuados que no dejan entrar el frío.
  • Si cambias las ventanas, procura que las nuevas sean de "doble acristalamiento". Conseguirás ahorros de energía de hasta el 15% en el consumo de calefacción.
  • Si la casa tiene ventanas que reciben sol, especialmente si están orientadas al sur, debes mantener las persianas y las cortinas abiertas. Ciérralas por la noche, al reforzar el aislamiento.
  • Una habitación se ventila en 10 minutos. Calentar el aire frío resulta muy caro.

Sustitución de equipos

  • Cuando sustituyas los aparatos de calefacción, hazlo por los de alto rendimiento, ya que ahorran energía y compensarás en poco tiempo la inversión inicial.

Auditoría energética

  • Solicita una auditoría energética. Contacta con un experto para que analice tu casa y compruebe el estado de radiadores, calentadores y aparatos eléctricos. Es una pequeña inversión con alta rentabilidad a corto plazo.

Solicite presupuesto

Contacte con ista y solicítenos un presupuesto sin compomiso

Solicitar

Realice una consulta

Envíenos sus consultas, comentarios o sugerencias

Enviar