Todas las preguntas y respuestas sobre repartidores de costes

¿Cómo se calcula el consumo de cada radiador?

El consumo del radiador es el resultado de multiplicar las unidades de  consumo registradas en cada repartidor de costes de calefacción Doprimo® multiplicado por el valor K de facturación. Este factor K a su vez es determinado en un laboratorio homologado para ensayos según EN834 que se encuentra en Alemania.

¿Cómo se determina el coste por unidad de consumo?

Lo mejor es explicarlo con un ejemplo

El consumo de calefacción de cada radiador en € se calcula como:

Consumo radiador(€) = ( Cact – Cant ) x K x P

Siendo

Cact – Lectura actual del repartidor

Cant – Lectura del repartidor al inicio del periodo de facturación

K – Factor de conversión, diferente para cada radiador

P – Precio de cada unidad consumida de calefacción

El precio (P) de la unidad de calefacción es único para todo el edificio, y se calcula de la siguiente manera, por ejemplo:

 Una caldera de calefacción central ha tenido los siguientes gastos para la comunidad:

    • Combustible: 10.000 €
    • Electricidad: 300 €
    • Mantenimiento: 500 €

                        TOTAL            10.800 €

Los costes fijos (por ejemplo, 40% de 10.800 €) de la instalación se reparten por coeficiente a cada vecino.

Los costes variables (el resto, 60% de 10.800 €, es decir 6.480 €) se repartirán en base al consumo real, siendo éste la suma de los consumos medidos los contadores. Si por ejemplo, el consumo en calefacción del edificio son 20.000 unidades de calefación, entonces:

P = 6.840 €/20.000 unidades = 0,324 € por unidad de consumo

¿Qué incluyen los llamados costes dijos en calefacción central?

En el cálculo de costes fijos se consideran todas aquellas inversiones que haya que realizar durante el ejercicio, como mantenimiento, consumo eléctrico, limpieza de calderas, etc. Los costes fijos se reparten entre los vecinos por coeficiente (todos los vecinos pagan), al tratarse de costes no relacionados con el consumo individual de cada uno.

¿Quién y cómo se determina el porcentaje de coste fijo?

La forma de reparto del gasto es, hasta el momento, potestad de la Comunidad de Propietarios, así como el porcentaje destinado a repartir por coeficiente. En algunos países, como Alemania, Dinamarca, Austria, Rumania, etc. existe legislación muy concreta en este tema, mientras que en España, por el momento carecemos de ella.

Las empresas que más experiencia tenemos en este asunto (ista gestiona un total de 11 millones de viviendas en todo el mundo), nos limitamos a recomendar unos valores que suelen oscilar entre el 30% y el 50% (lo aplicado en otros países de nuestro entorno), pero la última decisión la tiene la Comunidad de Propietarios.

En cuanto al procedimiento de reparto, estos repartidores de costes están sometidos a una norme UNE (la norma UNE 834) que es la que determina cómo deben funcionar, qué y cómo deben medir. El procedimiento de reparto en base a consumos medidos es un proceso absolutamente transparente.

¿Cómo se reparte entre ACS (Agua caliente) y calefacción cuando hay una caldera común para ambos suministros?

En casos de calderas centrales de calefacción, la individualización de los suministros es, en muchos de los casos, inviable técnica y económicamente. Para esos casos la mejor solución son los repartidores de costes de calefacción (como dispone la Directiva de Eficiencia Energética recientemente aprobada). Si la caldera da servicio tanto al agua caliente como la calefacción, en primer lugar es preciso, si no están instalados, instalar contadores de agua caliente que midan el consumo de cada vecino. Y a la hora de repartir los gastos totales de la caldera, la propia Comunidad de Propietarios decide (normalmente a través de su administrador o mantenedor de calderas para lo que ista, si es preciso ofrece su experiencia y asesoramiento) qué porcentaje de consumo dedica a cada consumo.

¿Cómo es el recibo de calefacción?

El recibo de calefacción de cada vecino refleja el consumo individual de calefacción de cada vecino.

Descargue aquí un ejemplo

¿Quién determina el factor K de facturación?

El factor K de facturación lo establece un laboratorio independiente homologado que somete a pruebas cada radiador con nuestro repartidor de costes Doprimo® y determina el K para ese radiador y ese repartidor de costes Doprimo® en concreto; es decir, cada conjunto radiador-repartidor de costes  Doprimo® solo puede tener un factor K.  La definición  de las pruebas de ensayo, así como la metodología de cálculo del factor K están totalmente especificadas en la Norma UNE 834: 1994 (Distribuidores de  costes de calefacción para la determinación del consumo  de radiadores de calefacción de ambiente. Aparatos con fuente de alimentación  eléctrica.). En el caso del repartidor de costes Doprimo® de ista, el laboratorio de ensayos independiente y homologado es el WTI-Mannheim (www.wti-mannheim.de ) en Alemania. 

El consumo indicado en mi factura es diferente de lo que dice el repartidor. ¿cómo es posible? ¿Verifican los repartidores de coste?

Los valores reflejados en la pantalla del repartidor de costes doprimo® son la base para el cálculo del consumo del radiador, y deben ser convertidos en valores que midan el consumo de calefacción. Para convertir esos valores en consumo en calefacción es preciso considerar todas las características del radiador y el método de montaje con la  que el repartidor está instalado. Así, un mismo repartidor se comporta y mide de manera diferente si está instalado en un radiador de hierro fundido que en uno de aluminio. Por otro lado la forma del radiador, sus medidas, la superficie de contacto y el número de elementos son factores que hay que tomar en cuenta también. Por ejemplo un radiador grande de 8 elementos desprende más calor al ambiente que un mismo modelo pero más pequeño de solo 3 elementos, etc.

Cuando un repartidor es instalado, el técnico realiza una toma de datos muy específica del radiador concreto donde se instala (tipo, material constructivo, medidas, etc.). Ya en la oficina, ista dispone de una base de datos de radiadores (más de 750.000 referencias) en la que nuestros expertos buscan el radiador concreto, y asignan a ese repartidor y ese radiador el llamado factor K de facturación.

Ese factor K, cuyo cálculo se basa en las especificaciones técnicas definidas en la norma UNE-EN 834, es el factor por el que se multiplica la lectura del repartidor para calcular el consumo de ese radiador en concreto.

 En su factura individual usted puede ver como las lecturas indicadas en las pantallas de cada repartidor serán transformadas en consumos de calefacción tomando en cuenta este factor K.

¿Cuándo empieza a registrar consumo un repartidor?

Para su funcionamiento y poder empezar a contar, el repartidor de costes doprimo® requiere mínimo uno de las siguientes condiciones:

1.    La temperatura del radiador sea superior a 23º C y además tiene que existir una diferencia de temperatura en el radiador superior a 4º con respecto a la temperatura ambiente de la habitación, ó

2.    La temperatura en el radiador es mayor de 29º C en invierno  o mayor de  40º C en verano

Si no se cumple una de las  2 condiciones mencionadas arriba, el repartidor de costes Doprimo® entiende que el radiador no está funcionando y no registra consumo.

¿Se toma en cuenta la ubicación u orientación de la vivienda?

La norma UNE-EN834  no dice nada sobre tener que incluir también orientación (Norte o Sur) o planta en las facturas individuales de consumo de calefacción.

En España, al no existir legislación al respecto, normalmente acudimos a la legislación, o en su defecto a la mejor práctica, de países en los que los repartidores de costes de calefacción son el principal método de cálculo de las liquidaciones del gasto en calefacción de cada vecino.

Así, en países como Polonia o Dinamarca, donde tampoco hay legislación al respecto aunque tienen millones de repartidores ya instalados, no se aplica factor de corrección alguno por motivos de la disposición de cada vivienda, orientación, etc. pagando cada cual en función de su consumo real.  En Alemania, sí existe legislación específica, que dice efectivamente que no se deben aplicar factores de corrección por estos motivos, corroborando, en la letra de la ley, las prácticas habituales de la mayoría de los países europeos.

Por consiguiente, tanto los países en los que hay legislación como en aquellos que sí existe, la práctica general es no aplicar factores de corrección en estancias o viviendas en función de su disposición dentro del edificio, aislamiento, etc.

¿Pueden tener los repartidores efectos nocivos para la salud?

No. Los repartidores de costes de ista no son en absoluto dañinos para humanos, ni para animales ni para el medio ambiente. En el momento cuando emiten, su señal de radio es  de 100 a 200 veces menos intensa que la de cualquier teléfono móvil  incluso si Vd.  pegaría su oído a un repartidor de costes Doprimo® (potencia emitida máximo es 10 mili Vatios) .

Además no son señales de radio continuas, no están presentes  las 24 horas del día como puede pasar con otros sistemas. La señal emitida por el repartidor de costes Doprimo® tiene una duración de sólo un par de milisegundos (0,001 segundos) . Por lo tanto la gran mayoría del tiempo los repartidores de costes están durmiendo y no emitan nada en absoluto. Su posible efecto es por lo tanto completamente   insignificante. Usted puede estar tranquilo.

¿Pueden afectar los repartidores a otros aparatos electrónicos?

No. Los repartidores de costes de ista no tienen ningún efecto ni influencia en el funcionamiento de otros equipos electrónicos como audífonos, televisores, mandos de distancia o marca pasos.

Como indicación: la radiación de un repartidor de costes Doprimo® tiene una proporción de 1 a 10.000 con los valores legalmente permitidos.

¿El sol afecta al contaje del repartidor?

Normalmente no tiene influencia, salvo  en situaciones muy excepcionales. Solo viejos repartidores con un solo sensor de temperatura sufren de esto, aparte de que miden con menos precisión los unidades de consumo de cada radiador. ista utiliza ya años solo versiones con 2 sensores.

Imagínense un día de verano muy caluroso. Usted tiene persianas y cortinas abiertas. Una habitación con su puerta interior cerrada está orientada al sur y durante todo el día el sol calienta esta habitación hasta más de 40ºC. Todo este día no habrá ningún contaje pero si encima al final del día usted llega a casa y abre la ventana y la puerta para conseguir una fuerte ventilación y bajada rápida de la temperatura en su habitación puede que brevemente habrá un pequeño contaje en su repartidor porque la temperatura en su radiador no baja tan rápido. Por supuesto estaríamos hablando aquí de cantidades muy pequeñas e insignificantes en su factura individual

Si utilizo calefactor, ¿qué efecto tiene en el repartidor?

No le pueden facturar por un calor no proporcionado por el radiador. El repartidor sigue funcionando correctamente utilizando sus 2 sensores de temperatura, uno mide la temperatura de la superficie del radiador y el otro sensor mide la temperatura de la estancia. El repartidor considera que solo existe consumo en el radiador cuando ambas temperaturas se diferencian en más de 4 grados, es decir si la estancia está, por ejemplo a 21⁰ y el radiador está a 30⁰, el repartidor estima que el radiador está en funcionamiento. Si la estancia estuviera ya caliente (por ejemplo si hubiera una estufa) la diferencia entre la temperatura del radiador y la de la estancia serían muy parecidas y el repartidor entendería que el radiador no está en funcionamiento.

¿Cómo se protegen los datos de consumo de un repartidor?

Mediante el sistema de radio de ista, todos los repartidores de costes Doprimo® envían sus datos a un concentrador instalado en el edifico quien a través de una conexión GPRS envía a su vez los datos a un servidor centralizado de ista. Todos los datos enviados por radio son encriptados para garantizar que sus datos personales están  protegidos siempre.  Ista dispone de una Oficina Virtual mediante la cual cada  cliente puede tener acceso a sus propios datos de consumo mediante un usuario y contraseña personal.

La pantalla del repartidor está en blanco, ¿se ha estropeado?

Normalmente la pantalla del repartidor está apagada para ahorrar en el consumo de la batería interna. Para ver su consumo basta con apretar una sola vez el botón del repartidor. Primero vera su consumo acumulado en esta temporada de calefacción seguido por el acumulado total de la temporada de calefacción del año anterior.

¿Cómo puedo ver mi lectura?

Pulsando sobre el repartidor de costes Doprimo® una vez aparecerá sobre su pantalla LCD su lectura actual, pulsando una segunda vez nos indicará la lectura total de la temporada de calefacción anterior. Los repartidores  de costes se ponen a cero en septiembre de cada año, al inicio de cada temporada de calefacción Lo que Vd. verá es el registro del consumo del radiador medido en unidades de consumo.

¿Cómo puedo comparar con mi consumo en un periodo anterior?

Existen varias formas de consultar y comparar los consumos de calefacción con ista:

a)    Mediante la Oficina Virtual de ista (www.ista.es). En dicha Oficina Virtual, cada vecino podrá consultar sus consumos recientes e históricos, obtener duplicados de sus recibos de calefacción, e incluso solicitar la asistencia de nuestros técnicos.

b)    En el recibo individual de calefacción, y de forma gráfica, el vecino puede ver el consumo de las anteriores temporadas de calefacción.

En el propio repartidor de ista, en su pantalla, el usuario puede consultar el valor acumulado de unidades de consumo de la actual temporada (desde el 30 de septiembre) y a continuación el acumulado de unidades de consumo de la temporada de calefacción correspondiente al año anterior.

¿Cuántas veces se leen los datos de los radiadores?

Los repartidores de costes doprimo de ista envían sus datos de consumo diarios a un concentrador de datos.

Este concentrador de datos  manda sus datos una vez cada semana al servidor central. La tecnología del sistema de radio de ista permite recibir los datos directamente y ponerlos a disposición del cliente de forma automática. De esta forma, no es necesario que ningún operario acuda al edificio a tomar lectura con una PDA. Leemos los repartidores todos los días. En esto nos diferenciamos de otros muchos competidores, que sólo leen cuando van a leer.

Si la válvula la tengo cerrada, ¿por qué se ha registrado consumo?

Posiblemente porque la llave no corte bien, sea muy antigua o no funcione o porque la válvula termostática ya no funciona bien. Con radiadores muy pequeños también es posible que después de cerrar la válvula de su radiador que algo del calor del  agua caliente llega al repartidor, por ejemplo desde el circuito de retorno. Esta situación puede ocurrir en todo el edificio y apenas tendrá efecto en su factura. Si usted tiene el circuito de agua caliente a su radiador bien aislado, el repartidor de costes Doprimo® no registrará consumo.

¿Preguntas?

Todas las preguntas y respuestas:

Pulse aquí

Solicite presupuesto

Contacte con ista y solicítenos un presupuesto sin compromiso

Solicitar